historia de éxito

usted esta aquí:

La recompensa

de una vida en Café

Don Idelfonso Nieto

A los tres meses de haber entrado a primer grado escolar, Don Idelfonso Nieto tuvo que abandonar el estudio, por el fallecimiento de su padre, la vida fue la que le enseñó a leer y escribir; pero el esfuerzo y pasión por el café lograron que se “coronara” como todo un “ingeniero”, ya que alcanzó el tercer lugar de la Competencia de Cafés Especiales “Origen El Paraíso” en 2021. Su microlote de 2.5 quintales de la variedad Parainema, sembrada en la Comunidad Buenos Aires, municipio de Trojes, a una altura de 1250 msnm, logró un puntaje 86.17 en la escala SCA (Asociación Americana de Cafés Especiales).

Idelfonso Nieto

“El café de esta cosecha lo vendí como a L2,480/qq y el café ganador me lo compraron a L5,000/qq, prácticamente el doble. La secadora solar cofinanciada con PROGRESA Unión Europea y el IHCAFE, me ayudaron a preparar el microlote ganador», Idelfonso Nieto, ganador del 3er lugar de la Competencia de Cafés Especiales “Origen El Paraíso” 2021.

Él era jornalero y trabajó hasta poder comprar su finca de una manzana, la que a sus 74 años, maneja con facilidad: “Siempre me ha gustado tener mi parcelita de café, aunque nunca tuvimos ayuda, hacemos lo que podemos” mencionó Idelfonso. Este amor que comenzó en 1980 se puso a prueba de fuego varias veces: “En 1995 el café no valía nada, la gente lo abandonó, pero yo siempre seguí y, después, cuando pegó la Roya del Cafeto, muchos se desanimaron, pero sembré otros palos para continuar. Me gusta tomármelo y sembrarlo. Ahora tengo cinco manzanas”, acotó Idelfonso.

Gracias al café, Idelfonso tiene su casa y una pared llena de títulos profesionales, de hijos y nietos. Aunque en la competencia participaron 109 personas, Idelfonso demostró su habilidad como caficultor: “Mi ilusión siempre fue ganar una competencia, ya había participado en dos previas. Cuando mencionaron mi nombre me sentí como en la luna, muy alegre. Llamé por teléfono a uno de mis hijos y no me creía”. Antes él aceptaba el precio que le ofrecían, pero ahora ya tiene oferta de compra de su próxima cosecha, por parte de Café Nativo, un tostador y tienda de cafés de especialidad. Los ingresos obtenidos paliaron parte de las pérdidas de los huracanes ETA e IOTA. Su café es parte de una edición especial que está promocionando el café de El Paraíso.

“Yo viví en vivo cuando los cerros venían derrumbándose por la tormenta IOTA, se miraba bien feo y se oía como estruendo de aguas. La cosecha se miraba que iba a ser mejor que el año anterior, pero bajó un tercio, el viento fuerte afectó el café; también me botó las matas de plátano”, Idelfonso Nieto.

comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Proyecto Progresa

Unión Europea 

Finalizó en diciembre de 2021
y ya no está activo. Este sitio web es solamente un repositorio de conocimiento técnico.