image
La mejor receta para la resiliencia
Mi Agenda de Marañón

La mejor receta para la resiliencia


Que mejor forma de conocer los puntos críticos en la producción de marañón que hacerlo según la época del año y, mejor aún, si las recomendaciones técnicas tienen un enfoque práctico, enfocado a pequeños agricultores; precisamente esta fue la visión de los proyectos Oportunidades Rurales y PROGRESA, auspiciados por Global Affairs Canada y Unión Europea (respectivamente), quienes publicaron Mi Agenda de Buenas Prácticas para Mi Finca de Marañón, con el fin de mejorar la resiliencia del cultivo a través de su fortalecimiento productivo.  

Este documento es una tercera edición que mejoró los contenidos en cuanto a prácticas de siembra, manejo integrado de plagas, costos de producción, alternativas para mejora de rendimientos, cosecha, poscosecha y poda. Aunque se mantuvo un enfoque en la agroecología y certificación orgánica, también se agregaron aspectos de fertilización química tradicional. En cada mes, se recomienda cuál práctica aplicar según el estado fenológico del cultivo. También se incluyeron los calendarios mensuales y espacios para el registro de costos. El documento está disponible gratuitamente en internet en: https://proyectoprogresa.org/f/agenda.pdf.

Mi Agenda de Buenas Prácticas Agrícolas para la Finca de Marañón ha tenido buena aceptación en ediciones anteriores. 

Una demanda insatisfecha

Si bien Honduras produce nuez de marañón en un área de 3,014 manzanas, hay una alta importación de este producto procesado, vendido principalmente en supermercados. En 2017 se exportaron 120 toneladas métricas (TM), generando US$981,000 en divisas y, en el mercado nacional se colocaron 123 TM adicionales, por un valor de US$1.16 millones extras. Sin embargo, también se importaron 155 TM, provenientes principalmente de Vietnam, Nicaragua y Estados Unidos de América (cifras del Banco Central de Honduras). Esto representa una oportunidad para promover el rubro y, cubrir así, esa demanda a través de una nuez fresca y crujiente, algo que no tienen las importadas.

Con el apoyo de Oportunidades Rurales y PROGRESA, el documento se entregará a más de un millar de personas dedicadas a este rubro, a través de las Escuelas de Campo de Agricultores, que han sido el pilar para la capacitación y promoción de estas buenas prácticas. PROGRESA es un proyecto auspiciado por la Unión Europea y ejecutado por Swisscontact en alianza con el IHCAFE, SAG, Molinos de Honduras y Alcaldías de Danlí y Namasigüe.

Swisscontact
IHCAFE
Progresa
Alcaldía de Danlí
Alcaldía de Namasigue
Secretaría de Agricultura y Ganadería
Molinos de Honduras
Unión Europea