image
Aliados contra la broca del café
Controladores biológicos

Aliados contra la broca del café


En conjunto con los pioneros en la evaluación de alternativas biológicas para el control de plagas (EAP El Zamorano), el Proyecto PROGRESA realizó pruebas en 30 fincas de caficultores del departamento de El Paraíso, con el objetivo de reducir el nivel de daño de la broca del café y, al mismo tiempo, disminuir la contaminación química. Los resultados fueron muy promisorios.

La broca del café (Hypothenemus hampei) es un coleóptero que reduce los ingresos porque disminuye un 30 a 80% el rendimiento y también los precios, ya que el grano con perforaciones (brocado), se vende localmente como “café mantequilla”, a precios irrisorios. También implica costos adicionales, ya que se contrata mano de obra para la primera cosecha de “graniteo”, que consiste en sacar los granos negros brocados. Su control es difícil porque se reproduce dentro del grano.

Broca infestada por el hongo Beauveria bassiana

Debido a que el Proyecto PROGRESA promueve la calidad del café y la reducción de costos, se implementaron varias actividades como el control cultural, a través de trampas con atrayentes y la inoculación del hongo Beauveria bassiana (BAZAM 9 WP), para reducir la población, antes que éste perfore el grano. Se identificaron fincas con alta infestación de broca y se logró hasta un 70% de brocas infestadas por hongos, lo cual redujo su población. A diferencia del hongo natural, el hongo producido por El Zamorano (BAZAM 9 WP), es más agresivo, penetrando dentro de la broca. La aplicación de plaguicidas se redujo drásticamente.

Factores claves que mejoraron la efectividad del hongo incluyeron la aplicación entre 90 y 140 días después de la floración, uso de fungicidas preventivos de la Roya del Cafeto como caldo sulfozinc y fertilizaciones foliares con microorganismos activados, ya que, si se aplican fungicidas químicos fuertes (80 días antes de cosecha), se reduce la población del hongo Beauveria bassiana. En cuanto al trampeo, se deben mantener activas entre los 90 a 140 días después de la floración; se colocan de 16 a más trampas por manzana, incluyendo en el área de beneficiado húmedo.

Otras prácticas promovidas por PROGRESA incluyen la recolección del grano caído o “pepena” y del grano que sobró en ramas o “repela”, aún cuando esto involucre un costo, se reducen los lugares donde la broca puede hospedarse, reduciendo la presión sobre la próxima cosecha. Esta alianza con EAP El Zamorano fue muy productiva, se pasará a una etapa de investigación, previo a su promoción entre los caficultores.

Swisscontact
IHCAFE
Progresa
Alcaldía de Danlí
Alcaldía de Namasigue
Secretaría de Agricultura y Ganadería
Molinos de Honduras
Unión Europea